4 de febrero de 2009

caras vemos...

el conocido programa argentino CQC (caiga quien caiga) hizo una cámara escondida poniendo a prueba la honestidad de los argentinos. Dejo en plena calle un celular para que cuando alguien lo viera demostrara su honestidad al no llevárselo.
Un cura pasaba por alli y cayo en la pequeña tentación de cogerlo. Posiblemente para donarselo a alguien, puede ser quien sabe.



2 comentarios:

  1. QUE HORROR YO SI LO HUBIERA DEVUELTO ..:)

    ResponderEliminar
  2. Esos argentinos y sus tonterias

    ResponderEliminar